sábado, 29 de abril de 2017

EL GOBIERNO CONDICIONA SU ROL EN LA CRISIS DE SANTA CRUZ AL PLAN FISCAL.

      Por Santiago Dapelo/La Nación.- Alicia Kirchner prometió que lo presentaría ayer, pero hasta anoche no lo hizo; la mesa multipartidaria y el envío de dinero quedaron atados a la presentación de un programa para sanear las cuentas públicas. El Gobierno condiciona la conformación de una mesa de diálogo con los principales actores políticos de Santa Cruz para debatir una salida consensuada a la grave crisis social que enfrenta el gobierno de Alicia Kirchner a la presentación de un plan fiscal "con metas y objetivos de acá a 2019". El objetivo de la administración de Mauricio Macri era invitar a la Casa Rosada a los jefes de los bloques del FPV, PJ y la coalición que encabeza la UCR para debatir el proyecto de Alicia Kirchner y oficiar así como una especie de intermediario. Es que el Gobierno quiere el compromiso de todas las fuerzas políticas para avanzar con las medidas que ayuden a sanear las cuentas públicas. Pero todo se frenó a la espera del plan que hasta ayer por la noche no había sido presentado. Incluso, si bien la mandataria provincial anticipó que pedirá una reunión con el presidente Mauricio Macri, ésta aún tampoco fue solicitada. "La convocatoria está atada a que manden el proyecto. Y si pide una reunión, la vamos a recibir, como siempre", dijeron a LA NACIÓN fuentes cercanas al ministro del Interior, Rogelio Frigerio. 

 Tras el encuentro de anteayer con el subsecretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, el ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Donnini, y su par de Producción, Leonardo Álvarez, "prometieron" que presentarían el "plan de readecuación fiscal" durante el día de ayer. Al cierre de esta edición, aún no había novedades. LA NACIÓN intentó comunicarse con Donnini y Álvarez, pero nunca respondieron las llamadas. También el crédito del Banco Nación solicitado por la provincia, en principio unos $ 900 millones, pero que podría ser menos, dado el "riesgo crediticio", quedó atado a la presentación de un nuevo programa económico. "Ellos tienen la responsabilidad y la urgencia. Queremos que ellos definan", agregaron fuentes oficiales. Si bien se trata de un pedido permanente, desde el Gobierno deslizaron que no son condicionantes el fin de la ley de lemas, que le permitió a la hermana y cuñada de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner sumar los votos de Daniel Peralta para derrotar a Eduardo Costa, o la reforma de la caja jubilatoria. "Queremos que avancen hacia el equilibrio de las cuentas de la provincia. Hasta ahora fue utilizada como una caja política. Máximo Kirchner, diputado de Santa Cruz, se la pasa cacareando en Buenos Aires", dijo un destacado funcionario con oficina en la Casa Rosada. El Gobierno busca presentarse como un facilitador en una mesa multipartidaria de la que salga un acuerdo en el que todos los actores políticos del distrito estén dispuestos a pagar el costo político que deberán asumir para ordenar el rojo provincial. En marzo, el gasto en salarios fue de 1137 millones de pesos, y en jubilaciones $ 550 millones. 

Además, el Gobierno espera que Santa Cruz le diga cómo va a refinanciar los $ 7500 millones que le debe al Estado nacional. En medio del segundo día de paro de los cinco que convocó la CTA, Alicia Kirchner volvió a reclamar ayuda a la administración nacional. "Los santacruceños somos parte de este país, somos parte de esta querida Argentina y no es que derivo los problemas, necesito el apoyo estructural", dijo ayer Kirchner. Y agregó: "Los primeros seis meses de gobierno no me quería endeudar, porque yo no creo que sea bueno el endeudamiento para nadie, pero dado que uno de los caminos que me mostró el gobierno nacional es endeudarme para salir a flote, y la provincia pueda lograr un equilibrio, he optado por ello porque realmente lo necesitamos". En la Casa de Gobierno miran con atención los pasos que está dando la gobernadora. "Es inevitable que presente un plan de mayor austeridad", dijo un funcionario desde su oficina de la planta baja de la Casa Rosada. Pero no forzarán las acciones. 

"Son ellos los que tienen la provincia parada. Alicia está predispuesta, pero quedó atada a un relato político que no la ayuda. Pero no nos vamos a desentender, hay mucha gente que la está pasando mal", aseguraron fuentes oficiales. Desde el Gobierno advirtieron que todo está listo para comenzar una nueva etapa en la relación con el gobierno de Santa Cruz, pero aún resta lo más importante: que Alicia Kirchner dé el primer paso y presente el plan que prometió. Un grupo de padres, docentes, jubilados y trabajadores de distintas áreas del estado de Santa Cruz mantuvo un corte en la ruta 3, a 15 kilómetros de Río Gallegos, en reclamo de educación, salud y salarios. La protesta comenzó cerca de las 6 de la mañana y se mantuvo hasta las primeras horas de la tarde. Sólo abrieron el paso dos veces, a las 8 de la mañana y al mediodía, cuando se acumularon 15 kilómetros de vehículos. Las consignas del piquete fueron las mismas que anteayer habían impulsado otra marcha masiva en demanda de soluciones al gobierno de Alicia Kirchner. Para el lunes se está organizando una nueva marcha hacia la sede de la gobernación, en la capital santacruceña.

VISITANTES TOTALES

ARCHIVO DEL BLOG

WIKIPEDIA

Resultados de la búsqueda