miércoles, 3 de mayo de 2017

LA DISCUSIÓN POR EL PRESENTISMO COMPLICA MÁS LA PARITARIA DOCENTE.

      Por María José Lucesole/La Nación.- Los gremios reclaman que se excluya la cláusula que otorga un plus por asistencia que Vidal impulsa para reducir las ausencias reiteradas; los maestros rechazaron una nueva oferta salarial. Los gremios docentes volvieron a rechazar ayer una nueva oferta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal , y más allá de considerar "insuficiente" la propuesta económica, se manifestaron particularmente firmes ante la insistencia oficial de mantener el presentismo como una vía de mejoramiento salarial. Los maestros quieren que directamente se excluya este ítem de la negociación. El gobierno bonaerense plantea que si logra la meta de reducir al 10% el nivel de ausentismo premiará con 5300 pesos al año a cada maestro. A largo plazo la meta es reducirlo al 5% para 2019. En ese caso, cada maestro podría cobrar un extra de hasta 32.000 pesos. Esta suma se incluiría en el recibo docente en los años siguientes. El ausentismo en las escuelas públicas es hoy de 17% contra el 5% de la gestión privada. El gobierno de Vidal pagó el año último 14.300 millones de pesos en suplencias. Quiere ahorrar el dinero y pagar más salarios a los maestros que cumplen con sus empleos. Pero los gremios se niegan a dar este debate porque aducen que ello forma parte del estatuto docente. 

"No quieren ni oír hablar del presentismo. No se pudo avanzar sobre eso en la reunión de hoy", dijo un vocero del gobierno. Mirta Petrocini, de la FEB, dijo: "Cuando hablan de presentismo, hablan exclusivamente del ahorro que se va a producir si esas suplencias no se desalientan. El tema es que dentro de las suplencias hay muchísimas que no son ausencias por otras causales que no sean por acceder a cargos jerárquicos, cubrir cargos electivos, docentes que están esperando hace años que se defina su situación por cuestiones administrativas". Los gremios además rechazaron la nueva propuesta que duplicó el monto de la suma no remunerativa como compensación de 2016, de 700 a 1500 pesos. La propuesta presentada ayer por el gobierno no sólo incluye una suma no remunerativa extraordinaria de $ 1500 por cargo para atender los reclamos de los gremios por la pérdida de poder adquisitivo en 2016, además de una reducción de tres a dos cuotas la aplicación del 20% de aumento para este año. En tanto, para 2017 la oferta prevé un incremento del 11% en abril, que alcanza el 20% en septiembre, es decir, la misma cifra que la del encuentro anterior, pero en dos tramos y ya no en tres, mientras que ahora la revisión para aplicar la denominada cláusula gatillo por inflación será semestral. Los gremios rechazaron categóricamente la propuesta. 

"Los funcionarios provinciales ofrecen agregar un porcentaje del aumento atado al presentismo docente. Este esquema es rechazado", dijo la UDA. El director general de Cultura y Educación provincial, Alejandro Finocchiaro, tras lamentar la respuesta de los gremialistas, enfatizó que "tenemos que seguir dialogando", ya que desde el 6 de febrero, cuando se llevó a cabo la primera reunión paritaria, "venimos apostando por el diálogo, haciéndolo bajo las condiciones más adversas, con medidas de fuerza lanzadas, o incluso mientras se estaban ejecutando esos paros". Para los gremialistas, en cambio, la propuesta de la administración de María Eugenia Vidal "continúa siendo insuficiente", por lo cual la rechazaron "de plano". Tras el encuentro, en el Ministerio de Economía, María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, dijo: "Salimos muy mal, porque nos vuelven a hacer la misma oferta de la última reunión, y que ya había sido rechazada". Agregó que "vuelven a ofrecer el 20% y nos vamos mal porque no hemos podido tener el acta de la oferta, necesitamos saber cuál es el básico, los montos que van a cada una de las bonificaciones, cuánto va a cobrar un preceptor, una maestra o un director". Así, según los cálculos oficiales, en septiembre el maestro de grado con jornada simple sin antigüedad pasará a cobrar 11.761 pesos. Mientras, se mantiene el bono por presentismo, que será abonado cuatrimestralmente, y se calcula en 5300 pesos por año y por trabajador. Finocchiaro destacó que "hemos duplicado la oferta anterior (de 750 a 1500 pesos) para compensar lo que los gremios dicen haber perdido durante el año pasado". 

 Luego de descartar un aumento por decreto, el funcionario dijo que "después de 16 días de paro, esa instancia ha quedado agotada, porque no hay ningún gremio que ante cada propuesta que le hace la patronal inmediatamente lance una medida de fuerza", por lo que "en este conflicto en particular, esa metodología ha sido desproporcionada". En Mendoza esperan un fallo por el "ítem aula" A la espera de que la Suprema Corte de Mendoza se expida sobre la constitucionalidad del "ítem aula", un adicional salarial docente que representa el 10% del sueldo para quienes no se ausentan más de tres veces al mes, el gobierno de Mendoza cree que la disputa con los maestros está ganada. De hecho, en la apertura de sesiones ordinarias, anteayer, el gobernador Alfredo Cornejo calificó la medida de "exitosa" y lanzó así un mensaje al máximo tribunal, que debe pronunciarse en los próximos días. Los maestros consideran que el adicional es "coercitivo" y lo califican de "ítem jaula". Afirman que hay maestros que asisten enfermos por los descuentos que supone ausentarse. Las estadísticas muestran el impacto de la medida desde que se puso en marcha, en 2016: se redujo 38% el ausentismo docente y aumentó 15% la presencia de los alumnos respecto de 2015. El adicional es remunerativo y no bonificable, y representa 10% del salario en un sueldo de $ 15.000. Para cobrarlo, el docente puede tener "hasta tres faltas por mes y hasta 10 al año no acumulables", siempre que las haya justificado.