sábado, 31 de diciembre de 2016

MILAGRO SALA, UN PROBLEMA PARA SERGIO MASSA.

      Por Carlos Pagni/La Nación.- La prisión preventiva de Milagro Sala genera contradicciones en todas las fuerzas políticas. Ahora le llegó el turno al Frente Renovador. Su líder, Sergio Massa , opina que "debe actuar la Justicia, pero desde que los ciudadanos se sacaron de encima a Sala, en Jujuy se respira libertad". Sin embargo, uno de los seguidores de Massa, su antecesor como jefe de Gabinete de los Kirchner, Alberto Fernández, pasará Año Nuevo con la dirigente de la Tupac Amaru. Dice que quiere protestar por la falta de independencia de la justicia de Jujuy. Esa provincia es cogobernada por su partido: Carlos Haquim, el vicegobernador de Gerardo Morales, es renovador. La historia está llena de curiosidades. La reprimenda para Fernández corrió por cuenta del diputado renovador del Parlasur, Alberto Asseff, para quien su compañero "no irá a apoyar a una presa política, sino a una política poliprocesada, lo que demuestra que sigue siendo kirchnerista". La voz de Asseff tiene un tono especial para Fernández. Fue su maestro juvenil, quien lo introdujo en la política por la puerta del Partido Nacionalista Constitucional.