jueves, 15 de marzo de 2018

LA CORTE ANULÓ LA PERSONERÍA A DELEGADOS DEL SUBTERRÁNEO, QUE YA EVALÚAN PROTESTAS.


       Por Elizabeth Peger/El Cronista.- El máximo tribunal ratificó un fallo de Cámara que entendió que el otorgamiento de la personería a los metrodelegados por parte de la gestión K no cumplió la legislación. En medio de la creciente tensión entre el Gobierno y el camionero Hugo Moyano, que se extiende hacia otros sectores del sindicalismo combativo, la Corte Suprema de Justicia dispuso ayer la nulidad de la personería gremial de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro, conocidos como metrodelegados y de reconocido perfil opositor al macrismo, una concesión que le había otorgado la gestión kirchnerista antes de culminar su mandato. A partir del fallo, la representación del personal de los subtes retornará a la Unión Tranviaria Automotor (UTA), la única organización sindical a la que se le reconoce la personería gremial de la actividad. La decisión del máximo tribunal generó fuertes críticas de parte de la entidad gremial que, tras juzgar el fallo como una "injerencia del Estado en favor de la burocracia sindical", anunció que hoy reunirá en asamblea a los trabajadores del subte porteño para consensuar los pasos a seguir.
Esa definición pude incluir el anuncio de un plan de lucha con protestas que afecten los servicios, según admitieron anoche desde metrodelegados. La sentencia de la Corte, que lleva la firma de los jueces Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, rechazó un recurso de apelación interpuesto por metrodelegados y dejó firme el fallo de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que había declarado la nulidad de la resolución del Ministerio de Trabajo de noviembre de 2015 por la cual se le había otorgado la personería gremial a la AGTSyP. Según la resolución de Cámara, la decisión de la cartera laboral por entonces en manos de Carlos Tomada no cumplió debidamente con el procedimiento establecido en la ley 23.551 de asociaciones sindicales para que se le concediese la personería a un nuevo sindicato, especialmente, porque no se le había dado a la UTA la participación necesaria pese a ser la entidad gremial que ya contaba con esa potestad en la actividad. La Corte resolvió entonces desestimar la apelación interpuesta por los metrodelegados por entender que el fallo de la Cámara que ordenó que se tramitara nuevamente el pedido de personería gremial no constituye una decisión definitiva sobre el problema planteado. Los metrodelegados reaccionaron con fuertes cuestionamientos tras conocer la sentencia y anunciaron para hoy la realización de asambleas de trabajadores para evaluar un posible plan de lucha. "La misma Corte Suprema que el año pasado hizo el escandaloso fallo del 2x1 a favor de los genocidas y fue repudiada por cientos de miles en las calles, hoy acaba de anular la personería gremial de nuestro sindicato, favoreciendo así a la burocracia sindical de la UTA, a la empresa Metrovías y el Gobierno porteño que pactan con ese sindicato en contra de los trabajadores", denunció Claudio Dellecarbonara, delegado de la línea B más combativos del gremio.