jueves, 21 de septiembre de 2017

ELISA CARRIÓ, SOBRE EL PERITAJE POR ALBERTO NISMAN: "FUE EL GOBIERNO DE CRISTINA KIRCHNER EL QUE LO MATÓ".


      Por Laura Serra/La Nación.- La diputada y candidata de Vamos Juntos por la Capital también criticó al kirchnerismo de pretender desprestigiar a la gendarmería. La diputada y candidata de Vamos Juntos por la Capital Elisa Carrió enfatizó esta noche que el peritaje realizado por expertos de Gendarmería Nacional sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman revela que "fue el gobierno de Cristina Kirchner el que lo mató", al tiempo que acusó al kirchnerismo de pretender desprestigiar a aquella fuerza de seguridad. Después de un mes de descanso, Carrió retornó al ruedo electoral y, fiel a su estilo, sorprendió con sus declaraciones. Trazó un sugestivo paralelismo entre el caso Nisman, ocurrido hace casi tres años, y la desaparición de Santiago Maldonado, que lleva más de 40 días. Según la diputada de la Coalición Cívica, el uso político que hace el kirchnerismo del caso Maldonado contra el accionar de la Gendarmería tiene como objetivo desacreditar el peritaje que realizó un grupo de expertos de esa fuerza de seguridad, en la cual se asevera que al fiscal que investigaba el atentado a la AMIA lo asesinaron dos personas después de haberlo drogado y golpeado en su departamento. "El kirchnerismo y organismos de derechos humanos ligados al kirchnerismo plantaron pruebas falsas y testigos falsos para desacreditar a la Gendarmería -sostuvo Carrió-. Esto tiene que ver con el caso Nisman. Quieren deslegitimar a Gendarmería para quitarle valor al peritaje de Nisman, porque el peritaje de Gendarmería lo que demuestra es la autoría y el encubrimiento del gobierno de Cristina Kirchner en el crimen, y que contó con apoyo de (César) Milani y Aníbal Fernández".

EL JUEZ GUIDO OTRANTO PLANTEÓ GRAVES ACUSACIONES CONTRA EL C.E.L.S. Y RECHAZÓ EL PEDIDO PARA APARTARSE DE LA CAUSA.


      Por Clarín.- Lo hizo por escrito en la resolución que rechazó el pedido de recusación. "Defendí mi independencia de injerencias que pretendió ejercer el Centro de Estudios Legales y Sociales", afirmó. El juez federal de Esquel, Guido Otranto, advirtió por escrito que el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que preside Horacio Verbitsky, pretendió direccionar la investigación de la desaparición del joven Santiago Maldonado, como así también "instalar el hecho como un caso de desaparición forzada de personas" y responsabilizar a la Gendarmería Nacional. Esas manifestaciones fueron realizadas por escrito por el magistrado, en la resolución que firmó para rechazar la recusación y el pedido de apartamiento que presentó el CELS. Otranto remitió el planteo para su revisión por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. El planteo de la organización de derechos humanos la presentó el Centro de Estudios Legales y Sociales luego de la entrevista que el magistrado le dio al diario La Nación, en la que señaló que, a su juicio, la "hipótesis más razonable" era que el joven artesano, que está desaparecido desde el 1° de agosto, "se ahogó en el río". "Debí mantener una actitud de firmeza cuando el Centro de Estudios Legales y Sociales me reclamó telefónicamente que adopte medidas contra Gendarmería Nacional que desde mi punto de vista no estaban justificadas por la versión que en un inicio se expuso sobre la desaparición de Santiago Maldonado", relató Otranto.

SANTIAGO MALDONADO PARECE MÁS UN MOCHILERO QUE UN DEFENSOR DE LA R.A.M.


      Por Juan Guaresti/El Informador Público.- El “lechu” Santiago Maldonado, caucásico con rastas, cuentan sus amigos del barrio en Buenos Aires (25 de Mayo), es “la mejor persona”; “Él respetaba la creencia del otro. Él miraba el interior”; “Era vegetariano”. Recién “a fines de julio decide viajar a la localidad de Cushamen” tras recorrer “mochileando Argentina, Uruguay, Brasil y Chile”. Tan sólo dos semanas antes de llegar a El Bolsón, fue fotografiado en Chile por su amigo tatuador Marcos Ampuero, quien explica que a Santiago se le iba a vencer la Visa por lo que no podía quedarse en Chile aunque quisiera. Cuenta que él (Santiago) nunca fue de tener mucha plata, pero que cada vez que podía hacía un poco de dinero para seguir viajando. Quien haya ido a Epuyen; El Maiten; El Hoyo; El Bolsón; Esquel, sabe que Cushamen se encuentra inmerso en un destino recurrente de mochileros. Suficiente con informarse de la cantidad de campings que existen por la zona. También es sabido que hay viajeros que simpatizan con la causa mapuche con tal de acampar gratis en las plazas de Bolsón durante sus manifestaciones. Y también es sabido (según cuenta Marcos Ampuero, a La Nación) que, en Chile, Santiago acampó “como dos o tres” días protestando junto a unos pescadores. Más allá de las intenciones de la RAM para con Maldonado, puede deducirse que los integrantes mapuches sabían perfectamente que él no iba a poder cruzar el río y escapar como ellos. A diferencia de ellos, el mochilero no tiene la destreza. Tampoco conoce el terreno; no conoce las tácticas evasivas mapuches; y no parece alguien acostumbrado a huir de gendarmería. “El lechuga” es un artesano de mochila.

WIKIPEDIA

Resultados de la búsqueda

ARCHIVO DEL BLOG

VISITANTES TOTALES

BUSCADOR GOOGLE

Entradas populares