jueves, 19 de octubre de 2017

SE ABRE CAMINO A LA VERDAD.

 Foto: LA NACION 

      Por Marcos Novaro*/La Nación.- El esclarecimiento de los hechos ayudará a dejar atrás la manipulación política de la tragedia. En el caso Maldonado se abre el camino a la verdad y, por lo tanto, los que llevan las de perder son los que más abusaron de la mentira tratando de sacar provecho de la tragedia. Para el Gobierno es claro que el peor escenario era la continuidad de la incertidumbre, que Maldonado siguiera desaparecido, porque eso abonaba las sospechas, si no de su complicidad, al menos sí de su ineficacia y su torpeza. Ahora la peor alternativa es que, como dicen los voceros de la comunidad mapuche, uno o varios gendarmes involucrados en la muerte del joven hayan hecho aparecer su cuerpo para simular que se ahogó. Aun en ese caso ya no se trataría de una desaparición forzada y habría quedado demostrado que el Poder Judicial y las fuerzas de seguridad, aunque tarde y bastante mal, trabajaron para esclarecer el hecho y están en condiciones de castigar a los culpables. El Estado de Derecho en la Argentina no saldría tan mal parado, y el Gobierno tampoco. Claro que en el medio se metió Carrió y empeoró la posición del oficialismo con sus penosas declaraciones sobre la posibilidad de que Maldonado estuviera en Chile, una especulación irresponsable que tal vez se le escapó, pero ahora requiere más que una disculpa. Como sea, los problemas se acrecientan del lado del kirchnerismo, que, inversamente al Gobierno, de estirarse la incertidumbre no tenía más que insistir en sus planteos sobre desaparición forzada y amenaza a las libertades. Y bien lo venía haciendo sobre todo en el plano externo, con la solidaridad de organismos internacionales, intelectuales y hasta académicos que creyeron ver en el caso, sin mucha evidencia que lo justificara ni mucha constatación de fuentes que compensara esa falta, que la Argentina corría el riesgo de volver a lo peor de su pasado (en la opinión pública local, como muestran las encuestas, no prendió demasiado esta idea, salvo entre los que ya por otros motivos detestan al oficialismo).

FRENTE A LOS ECOS DE UNA MUERTE AÚN DUDOSA, LA POLÍTICA ESQUIVÓ EL CHOQUE Y ELIGIÓ LA MODERACIÓN.


      Por Hernán de Goñi, Director periodístico/El Cronista.- El giro que dio en las últimas horas el caso Santiago Maldonado abrió derivaciones imprevisibles. Pero si hay una actitud que vale destacar es que la política, sin distinción de banderías, esta vez prefirió priorizar la cautela por encima de cualquier especulación, y ante la imposibilidad de establecer la magnitud institucional de un hecho que sigue irresuelto, todos los sectores aceptaron someterse a la prudencia. No es poco para la Argentina, que conoce los abismos desde el fondo y que tiene dirigentes que hablan sin asumir que la palabra también tiene costos políticos. Ante el cuerpo hallado en el río Chubut, el primero en ratificar el temple componedor que había mostrado desde que entró en escena fue el juez a cargo de la causa, Gustavo Lleral, quien mantuvo abierto todo el tiempo el contacto con la familia Maldonado, y no solo habilitó la participación del perito de parte sino que priorizó el accionar del Equipo de Antropología Forense por sobre la asistencia de cualquiera de los equipos científicos de las fuerzas de seguridad locales. Los indicios que surgieron en el momento del hallazgo permitían hacer un juicio anticipado de que el cadáver era de Maldonado (la ropa, los documentos). Pero la autoridad judicial y todas las demás partes entendieron que para entender lo sucedido establecer la identidad era básico, pero determinar las situaciones de la muerte (desde la fecha, la causa y saber si estuvo todo el tiempo en el agua del río o no) era crítico.

CASO MALDONADO Y LAS ELECCIONES: CAUTELA EN FUNCIONARIOS CERCANOS A MACRI Y EL IMPACTO EN EL VOTO DEL DOMINGO.


      Por Fernando Gutierrez/infobae.- La campaña electoral quedó paralizada. Lo que se ha visto hasta ahora es que cada parte reafirma sus posturas previas, elaborando incluso versiones conspirativas sobre el "plantado" del cuerpo en el río Chubut. ¿Qué impacto puede tener en las elecciones del domingo? Fue inevitable: en medio de un clima enrarecido, el caso Maldonado tiñó por completo el cierre de la campaña electoral, al punto que pasó a segundo plano cualquier otro tema y obligó a una virtual paralización de los debates, las entrevistas y los actos proselitistas. Para algunos, se trató de un silencio estratégico; para otros, la expectativa de que el cambio de humor pudiera mejorar sus chances en las urnas. Lo cierto es que toda la agenda política quedó supeditada a las novedades sobre el cuerpo sin vida hallado bajo las aguas del río Chubut y que, según apuntan todas las señales, podría ser el del joven que está desaparecido desde el 1 de agosto. Para la atención mediática y las redes sociales, no hubo otro tema. Como condimento, en las últimas horas han circulado fotos de un cadáver que presuntamente es el hallado en ese río. En la TV, se multiplican las entrevistas a expertos forenses que explican cómo puede determinarse el lugar y las condiciones del deceso a partir del plancton alojado en el organismo. Y, por supuesto, en las redes sociales proliferan acusaciones de distinta índole sobre si Maldonado fue muerto por la Gendarmería o por sus propios compañeros de la Resistencia Ancestral Mapuche. Como medida del grado de influencia que este hallazgo tuvo en la agenda política, basta decir que dejó absolutamente opacada la noticia del pedido de desafuero y prisión para Julio De Vido, sospechado de corrupción en la gestión de una mina carbonífera. Hasta ese entonces, la posibilidad de que el Congreso votara el desafuero del ex ministro kirchnerista y que éste quedara preso -justo en el tramo final de los actos proselitistas-, acaparaba toda la atención mediática.

WIKIPEDIA

Resultados de la búsqueda

ARCHIVO DEL BLOG

VISITANTES TOTALES

BUSCADOR GOOGLE

Entradas populares

HENRI CARTIER-BRESSON

Noticiasverdad's CARTIER BRESSON album on Photobucket