miércoles, 2 de mayo de 2018

MOYANO SE MUEVE EN TODOS LOS FRENTES: MIENTRAS ALLANAN SEDES DE AFA E INDEPENDIENTE, REAFIRMA SU VOLUNTAD DE PARO GENERAL.


        Por iProfesional.- Este miércoles hubo nuevas medidas en una de las causas que compromete a Hugo Moyano, quien el 21 de febrero había dicho no tenerle miedo a la cárcel. Mientras tanto, Pablo, referente de Camioneros e Independiente, no descarta la convocatoria a una huelga nacional "para frenar la reforma laboral" “No tengo miedo de ir preso”, afirmó con vehemencia el caminero Hugo Moyano, el pasado 21 de febrero. Aquellas palabras ganaron vigencia este miércoles. Una de las investigaciones en contra del camionero avanzó con fuerza tal que hubo allanamientos en Independiente, la AFA y Agremiados. A la par, un proyecto de ley oficialista sobre la reforma laboral ingresó el viernes al Congreso lo que motivó al entorno del camionero a retomar su pedido de “paro general”, al día siguiente del Día del Trabajador. Por la mañana de este 2 de mayo, personal de Prefectura allanó la sede de Independiente y las oficinas de Futbolistas Argentinos Agremiados a la vez que realizó un operativo en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), en el marco de la causa en la que se investiga a Hugo y Pablo Moyano por presunto lavado de dinero. Ambos son los máximos dirigentes del club de Avellaneda. La avanzada judicial se vio complementada con un cuadro de situación más amplio. En sintonía con la presentación que realizó el viernes el oficialismo en el Congreso para abordar tres aspectos de la Reforma Laboral, también este miércoles Pablo Moyano, uno de los referentes del sindicato de Camioneros, hizo pública su voluntad de ir a una huelga general. La decisión se conoció cuando comenzaron a acercar posiciones los sectores gremiales más distanciados en pos de enfrentar un proyecto que puede sacudir a la central obrera.
La encerrona judicial 


Por orden del juez federal de Quilmes Luis Armella, las fuerzas de seguridad fueron a buscar información vinculada a los pases realizados por el club Independiente en los últimos años con el fin de comprobar una denuncia efectuada por Pablo "Bebote" Álvarez, líder de la barra brava del "Rojo". Además, se realizó un operativo en la AFA para buscar cooperación. Los operativos fueron dispuestos por el magistrado tras la declaración como testigo de "Bebote" Alvarez quien inculpó a los Moyano en maniobras de lavado de dinero. En una audiencia de tres horas, Álvarez afirmó que había empresas a las que los Moyano, mediante extorsión, obligaban a ceder productos y otras a las que habrían utilizado para justificar gastos. El barrabrava brindó información a la Justicia sobre más empresas que habrían sido extorsionadas por los dirigentes sindicales y dio nombres de testigos que podrían confirmar su declaración, pudo saber NA. Según sostuvo el barrabrava, los Moyano tenían un grupo de empresas para lavar dinero y en ese sentido se refirió a Martín Tur, la firma que era utilizada para los viajes del plantel de Independiente. Dijo que un grupo de compañías eran usadas para justificar gastos -algunos abultados- del club y otras eran extorsionadas para entregar de manera gratuita sus productos, bajo la amenaza de sufrir medidas de fuerza por parte del líder sindical. En ese sentido, afirmó que la maniobra consistía en que esos productos que las empresas entregaban luego eran facturadas por el Independiente a la empresa Aconra, atribuida a la esposa de Hugo Moyano. Para los Moyano el avance de esta pesquisa se inserta en un plan general del Gobierno de “persecución sindical” a todo aquel gremialista que no apoye las medidas de la Casa Rosada. Así lo hizo público el propio Hugo Moyano en la última gran manifestación que impulsó el pasado 21-F, en contra de la política económica del Gobierno. “No tengo miedo de ir preso. Estoy dispuesto a ir preso si la Justicia dispone que tengo que ir preso. No tengo miedo de que me maten. Estoy dispuesto a dar la vida, lo digo de corazón compañeros, porque así lo siento. Por más que hagan lo que hagan y digan lo que digan", dijo entonces ante una multitud. Y desafió al Gobierno: "Si tuviera un problema, tengo las suficientes pelotas para defenderme solo, no tengan ninguna duda. Estuve tres veces en cana, dos en la dictadura. Cuando muchos de los que están en este Gobierno estaban debajo de la cama. No me cagué nunca, siempre tuve las que tuve que poner, ahora voy a hacer lo mismo", bramó con tenor camionero. 

 ¿Paro general? 

En pos de retomar una estrategia similar a la del 21-F, este mismo miércoles Pablo Moyano no descartó la convocatoria a un paro general "para frenar la reforma laboral" y consideró que una baja en las indemnizaciones "no puede pasar en el Congreso". Las afirmaciones del gremialista se dan en un contexto complejo en lo que hace a la relación de la familia Moyano con el Poder Ejecutivo. "Se va a tener que consensuar con el resto de los dirigentes si se va a un paro general", señaló Moyano respecto al apoyo de otros sindicatos, y consideró que "la baja de las indeminzaciones va a traer una ola de despidos". De todos modos, dejó en claro: "Nosotros vamos a salir a la calle a frenar esta reforma como hicimos en diciembre con el ajuste a los jubilados". En declaraciones a FM La Patriada, el sindicalista advirtió que "este intento de Reforma Laboral implica quitarle derechos a los trabajadores". Al mismo tiempo, calificó como una "provocación" que el proyecto haya trascendido en la víspera del Día del Trabajador. Por otro lado, Moyano volvió a cuestionar al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, al considerar que "si es tan bueno el proyecto, que le explique a los trabajadores que van a cobrar menos". "Me preocupa que sindicalistas y políticos puedan apoyar la reforma laboral, ojalá que eso no pase y que lo rechacen", consideró el mismo día que se multiplicaban los allanamientos.

CARTIER BRESSON

Noticiasverdad's CARTIER BRESSON album on Photobucket