viernes, 14 de julio de 2017

EL GOBIERNO ACTIVÓ OTRA VÍA EN COMODORO PY PARA ACCEDER A LOS DATOS DE LAS COIMAS DE ODEBRECHT.


      Por Maia Jastreblansky/La Nación.- El procurador del Tesoro se presentó en tres juzgados para solicitar copias de los expedientes y así poder demandar a la empresa y exigir una multa; la OA ya es querellante de los casos. El gobierno ya movió dos piezas para acceder a los sensibles datos de Odebrecht que constan en los Estados Unidos y que podrían llegar a la Argentina por vía judicial. Una es la Oficina Anticorrupción (OA), que ya fue aceptada en Comodoro Py como querellante de las causas de Lava Jato. Otra vía la activó ayer la Procuración del Tesoro, que se presentó en tres juzgados que investigan los sobornos, pidió "tomar vista de las actuaciones" y hacer fotocopias.
El acceso a los expedientes judiciales le permitirá al procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, tener pruebas oficiales de los ilícitos para motorizar una demanda en el fuero civil. El objetivo de este funcionario -que oficia de abogado del Estado- es exigirle a la gigante brasileña el pago de un resarcimiento económico, sin recibir una contrademanda de la empresa. Según pudo conocer LA NACION de fuentes judiciales, Saravia Frías dejó escritos en los juzgados de Sebastián Casanello, Daniel Rafecas y Marcelo Martínez De Giorgi. Esos magistrados investigan, respectivamente, las obras de AySA, del soterramiento del tren Sarmiento y de los gasoductos donde fue contratada Odebrecht. "Tenga a bien autorizar a esta Procuración a tomar vista de las actuaciones y extraer las fotocopias que pudieran resultar de utilidad, para contar con todos los elementos para poder reclamar adecuadamente por los perjuicios sufridos por el Estado", señaló el funcionario en su escrito. Para franquear la barrera de los expedientes, Saravia Frías se respaldó en el artículo 131 del Código Procesal Penal, que indica que "el tribunal ordenará la expedición de copias, siempre que fueren solicitadas por una autoridad pública o por particulares que acrediten legítimo interés en obtenerlas". Los jueces deberán resolver si abren, o no, sus expedientes. 


 Camino arduo 

 El sendero para acceder a los datos de los Estados Unidos aún está en sus inicios y será tratado con suma confidencialidad para que la colaboración bilateral fluya sin traspiés. En su misión a Washington, los jueces pudieron observar una base de datos construida por los norteamericanos, sobre la base de las confesiones de Odebrecht y de documentos que aportó la constructora brasileña. Pero para que esa información se constituya en prueba, los magistrados argentinos deberán enviar exhortos puntuales para recibir los archivos de manera oficial. Además de los jueces Casanello, Martínez De Giorgi, Rafecas y Sebastián Ramos y de los fiscales Picardi y Sergio Rodríguez, a los Estados Unidos también viajó Ignacio Irigaray, un representante de la OA de extrema confianza de Laura Alonso. La OA no sólo tuvo "ojos" en la reunión de Washington, sino que también fue aceptada como querellante de las causas argentinas. Así, en el organismo de control evaluarán si les piden a los jueces que motoricen determinados exhortos, una medida que también podría ser pedida por los fiscales o ser tomada por los propios jueces. Y una vez que llegue la información oficial, como querellante la OA podrá tener vista de todo el expediente, siempre que no haya secreto de sumario. "Laura Alonso tiene mucho poder ahora", bromeaban ayer en un corrillo oficial.  

Datos 

 Mauricio Macri encargó a sus funcionarios tener una lista de los "coimeados" por Odebrecht, una información sensible ya que pega de lleno en la ex gestión kirchnerista, pero también toca de cerca a miembros del entorno del Presidente. Frustrada la vía de la negociación con la empresa, la gestión Macri inició su propia pesquisa interna. En el caso del soterramiento del Sarmiento, una de las obras más sospechadas, se conformó una comisión tripartita integrada por miembros del Ministerio de Transporte, de la Procuración del Tesoro y de la Sigen para investigar los antecedentes de la obra. La comisión bucea por estos días en los biblioratos vinculados al proyecto ferroviario en busca de posibles irregularidades o sobreprecios. Se espera que también se conformen grupos de trabajo con los ministerios de Interior y de Energía. 

 Bernardo Saravia Frías, procurador del tesoro 

 Se presentó en tres juzgados para tener copias de los expedientes. Busca pruebas para demandar a Odebrecht y exigirle una multa. 

 Laura Alonso, titular de la OA 

 Fue aceptada como querellante en los casos de Lava Jato. Uno de sus colaboradores viajó a Washington. Podría motorizar exhortos.