jueves, 15 de junio de 2017

RABINO FERNANDO SZLAJEN: "LA DEL ABORTO NO ES UNA CÁTEDRA, SINO UNA INSTIGACIÓN POLÍTICA".


      Por Claudia Peiró/infobae.- Flamante miembro de la Academia Pontificia para la Vida -recién designado por el papa Francisco, junto al obispo auxiliar de La Plata, Alberto Bochatey-, dialogó con Infobae sobre la misión de ese organismo vaticano. "Me lo confirmaron ayer y fue una muy grata noticia", dice el rabino Fernando (Fishel) Szlajen, director del Departamento de Cultura de la AMIA, sobre su designación como miembro de la renovada Pontificia Academia para la Vida (PAV), junto a otro argentino, monseñor Alberto Bochatey, actualmente obispo auxiliar de La Plata. La Pontificia Academia para la Vida nuclea a unas 45 personalidades destacadas en ciencias, en la rama de la bioética, por sus logros académicos y científicos. Se dedica al estudio y la investigación de problemáticas humanas desde la perspectiva de la bioética, como el aborto, la eutanasia, la donación y el trasplante de órganos, la experimentación con células madres, entre otras.
El Sumo Pontífice renovó este año los Estatutos de la Academia cuyo artículo establece que la misión del organismo es "defender y promover la vida humana a través de la investigación científica, la formación y la educación de los creyentes, y la comunicación de cuestiones relacionadas con la vida dentro de la Iglesia y al mundo en general". En declaraciones a la agencia AICA, monseñor Bochatey, que también es vicecanciller de la Universidad Católica de La Plata, presidente del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la UCA y profesor de Bioética, explicó que "los antiguos Estatutos contenían sólo una invitación [a la enseñanza pro vida de la Iglesia], no un requerimiento; los nuevos Estatutos están redactados de manera que expresan ese compromiso con más claridad y con más fuerza". "No seré el único no católico en la Academia -dice por su parte el rabino Szlajen a Infobae-; otro es el Premio Nobel de Medicina 2012, el japonés Shinya Yamanaka". Ante la pregunta de cómo fue seleccionado para este cargo, responde: "El mecanismo exacto no lo conozco. Ellos me dijeron que es por mis investigaciones y los trabajos que publiqué, tanto por mis libros como por diferentes papers en revistas especializadas. Hay un comité que estudia las trayectorias y selecciona. Pero yo no presenté ninguna candidatura, de modo que fue una muy grata sorpresa". 


 Fernando (Fishel en hebreo) Szlajen ha publicado por ejemplo trabajos en la revista de la UCA "Vida y Ética", y entre sus libros están los dos volúmenes del tratado Suicidio y eutanasia en la filosofía occidental y en lo normativo y filosófico judío (2012-2014), un trabajo que fue distinguido como la más completa investigación sobre el tema, por el Congreso Internacional de Bioética en 2014. Otro título suyo es el libro Filosofía judía y aborto (2008) distinguido por el Senado de la Nación y la Sociedad Científica Argentina. "La primera reunión la tendremos en octubre próximo en Roma para presentar la agenda anual y el cronograma de actividades y trabajos", dice Szlajen. ¿Tiene el judaísmo una única postura sobre el aborto? "Sí, responde Szlajen, porque está basado en una ley y si bien hay aspectos consuetudinarios, la ley es una sola; aunque cada caso tiene sus ribetes, en la mayoría de ellos el problema de fondo siempre es el mismo". Sobre la iniciativa de la Universidad Nacional de Rosario, dice: "No me parece que se trate de una cátedra. Se opta por una explicación de la aplicación de un protocolo sobre cuándo se practica el aborto legal. Si se tratase de una cátedra, lo primero es ofrecer un enfoque plural y multidisciplinario, convocando a médicos, antropólogos, filósofos y religiosos, para que no sea algo meramente instrumental. Además debería tener un enfoque objetivo y múltiple, de lo contrario es un mero instructivo panfletario". 

 Es una experiencia que han desarrollado en AMIA, con un ciclo de conferencias sobre los temas que atañen a la bioética con "un abordaje multidisciplinario para que la gente se informa de las distintas visiones", explica. Celebraría que hubiera una cátedra sobre el aborto pero esto no lo es (Szlajen) "Si partimos del hecho de que la cátedra está a cargo de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, no es una cátedra sino un discurso panfletario, de tendencia política, y la universidad no debiera ser eso", agrega. "Yo celebraría que hubiese una cátedra sobre el aborto, pero no esto. Una organización política tiene todo el derecho de hacerlo pero no una universidad cuya función es otra. La misma doctora (Raquel) Tizziani dijo que este tipo de cátedra está destinada a garantizar la interrupción legal del embarazo. Es una instigación, no una cátedra. Hay una visión a priori, ideológica, política". En cuanto al argumento de la autonomía universitaria, el rabino Szlajen considera que "la autonomía no está destinada a direccionar las clases en función de una ideología sino a un estudio objetivo que las trascienda, un estudio pluridisciplinario". Fernando Szlajen tiene 48 años, es doctor en Filosofía y Máster en Filosofía judía de la universidad de Bar-Ilan (Israel). Fue ordenado rabino en Yeshiva, la Academia de Estudios Talmúdicos de Israel. Además de sus actividades en la AMIA y sus investigaciones y estudios en Bioética, dicta seminarios de posgrado en la facultad de Filosofía de la UBA, es profesor en la Maestría de Diversidad Cultural de la Untref (Universidad de Tres de Febrero) y es miembro y asesor externo del comité de ética e investigación del Hospital Rivadavia.

Entradas populares

VISITANTES TOTALES