domingo, 2 de abril de 2017

LO ANUNCIA MACRI EL LUNES EN CASA ROSADA: ACUERDO CON EMPRESAS, BANCOS Y GREMIOS PARA CONSTRUIR 100.000 VIVIENDAS.

 A la mesa. Representantes de la UOCRA y la Cámara Argentina de la Construcción
fueron recibidos por el ministro Frigerio.
      Por Marcela Pagano/Clarín.- Presentarán un plan para reactivar la construcción, bajando costos y mejorando la productividad. El presidente Mauricio Macri anunciará mañana el “Acuerdo Para la Reactivación de la Construcción”. Se trata de un acuerdo entre el Gobierno, los gremios de la construcción y las cámaras que agrupan a los empresarios de la construcción y las que representan a los bancos, por el que las partes se comprometen voluntariamente a generar la construcción de 100.000 viviendas en un año, 100.000 puestos de trabajo y una reducción del 10% en el precio de los inmuebles. De esta manera el Gobierno busca reflotar la alicaída obra privada. “Los préstamos hipotecarios serán el sello de nuestra gestión”, dijo a este diario uno de los hombres claves del gabinete económico. A las 10:30 hs en la Casa Rosada representantes de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias, y las cámaras empresarias firmarán junto a funcionarios el trato que busca mejorar la productividad del sector. Básicamente el acuerdo busca emular a sus antecesores, el de Vaca Muerta y el que se firmó hace pocos días en el sector automotriz. “Nos piden que realicemos acuerdos económicos-sociales pero consideramos que es mejor realizar uno por cada sector”, dijo a este diario una fuente de jefatura de Gabinete. Aunque el compromiso será voluntario, en la Casa Rosada confían en que los nuevos créditos a 30 años que ajustan por UVA, más la oferta existente a 20 años en los bancos privados (también con UVA), generarán un auge en la demanda de créditos hipotecarios. 

“Incluso si no se lograra la meta oficial de inflación la demanda de créditos crecerá porque si la inflación es mayor a la prevista, también serán mayores los aumentos salariales y se conservará la capacidad de ahorro de las familias”, sostienen en Balcarce 50. En el Gobierno se esperanzan con que habrá mayor demanda de inmuebles y por lo tanto los constructores pondrán manos a la obra y reforzarán la oferta para evitar una burbuja inmobiliaria. Así uno de los puntos centrales del acuerdo es que el sector privado se comprometerá a impulsar la construcción de 100.000 viviendas familiares en un año con inversiones que alcanzarán los $150.000 millones, que requerirán la incorporación de 100.000 trabajadores. El Gobierno por su parte, se comprometió a impulsar la eliminación del impuesto de Ingresos Brutos en las diferentes provincias (Caba y Bs As tratarán en los próximos días estas iniciativas en sus respectivas legislaturas para bajar la alícuota al 1,5%). Por su parte, en la reforma tributaria el ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, se presentará después de las elecciones) el Gobierno propondrá eliminar el Impuesto a la Trasnferencia de Inmuebles (ITI) que representa el 1,5% del valor de la propiedad. En tanto, los gremios se comprometerán a mejorar la productividad de los trabajadores, especialmente empujando una baja en el ausentismo que en este sector ronda el 13%. Si esto ocurre, los empresarios, se comprometerán, a su vez, a bajar un 10% el costo del m2 de los inmuebles. Toda una cadena de compromisos. “Creemos que con el acuerdo podremos bajar el déficit habitacional en un 8%”, se ilusionan en el ministerio del Interior.  

“El déficit habitacional de Argentina es de 3,8 millones de viviendas pero de ese total sólo 1,3 millones es déficit cuantitativo, el resto es cualitativo, es decir viviendas a mejorar”, sostienen en el Ministerio del Interior. Los datos que maneja el Gobierno dicen que el 35% (343.443) de las familias porteñas vive un una vivienda alquilada. En tanto que en la provincia de Bs As el 15% alquila (700.239). “Si el 70% de las viviendas del acuerdo se construyen en GBA, cae la cantidad de hogares que alquilan a 13%”, dicen en la cartera que comanda Rogelio Frigerio. ¿Y que pasa si alguno de los actores rompe el compromiso asumido?, preguntó Clarín a una alta fuente de la Casa Rosada. “Nadie puede asegurar nada, sólo buscamos quitar trabas”, dijo el funcionario consultado. “Estamos buscando que haya capitalismo en Argentina”, agregó. Para endulzar a los bancos y fomentar los préstamos, el Gobierno impulsará la securitización de las hipotecas. Se trata de la posibilidad de que las entidades bancarias puedan vender sus cartera de préstamos hipotecarios. 

 Más competencia entre proveedores 

 Así como el Gobierno puso la lupa sobre el mercado de tarjetas de crédito e impulsó desde Defensa de la Competencia el desarme de Prisma, desde la Casa Rosada ahora posaron su atención en proveedores clave de la industria de la construcción. Una empresa, por ejemplo, que provee de acero y cuenta con una cuota de mercado del 70%, esta siendo observada por ofrecer en la plaza local precios mayores a los de exportación. “Vamos a avanzar en esta investigación y destrabar una maniobra que encarece los precios de insumos básicos en la construcción”, dijo a Clarín un importante funcionario de la Casa Rosada. Prometen novedades en los próximos meses.

Buscar este blog