lunes, 13 de marzo de 2017

SENADO: EL GOBIERNO JUEGA POCAS BANCAS Y CONFÍA EN SUMAR EN OCTUBRE.


      Por Guido Carelli Lynch/Clarín.- De las 24 sillas en juego en 8 provincias, sólo arriesga 3 puras y 1 aliada. La estrategia en cada distrito. Diecisiete senadores sobre 72. La Cámara alta del Congreso es poco más que un páramo para el oficialismo. Así y todo -con excepciones como la Reforma Electoral y la boleta electrónica- Cambiemos se las ingenió para sancionar buena parte de las leyes que quería. Con ese panorama, Mauricio Macri y sus armadores políticos ponen el ojo en las ocho provincias que este año elegirán senadores. Son 24 sillas, de las que Cambiemos sólo juega tres puras (en Formosa, Jujuy y Santa Cruz) y una aliada (San Juan).

BUENOS AIRES 


De norte a sur, cada provincia tiene su particularidad. La lógica para ordenar las candidaturas ya la planteó el jefe de Gabinete Marcos Peña tras una cumbre con María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Cada gobernador tendrá autonomía para elegir a los candidatos. Falta saber si los reclamos explícitos de Elisa Carrió y Emilio Monzó para evitar que Jorge Macri sea el candidato son efectivos o en vano. “Tiene todos los boletos para ser el candidato y el compromiso de Macri, Vidal y Peña”, se resignaba días atrás un adversario del primo del Presidente. Pero el panorama cambió y está abierto. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre Carrió, días atrás en Expoagro. Es una de las alternativas que manejan para la Provincia. El otro que suena fuerte: Jorge Macri. Es la madre de todas las batallas. Allí se juegan además de dos bancas, el liderazgo del Presidente, la gobernadora y muy probablemente los proyectos políticos de Macri y el de su antecesora Cristina Kirchner. Sin embargo, en Jujuy, La Rioja, San Juan, San Luis, La Rioja, Formosa, Misiones y Santa Cruz también se renuevan bancas. Donde Cambiemos no es gobierno, dirimirán los liderazgos locales. Queda muy poco margen para discutir nombres: habrá muy pocas sorpresas. 

 JUJUY 

El gobernador Gerardo Morales elegirá a los dos candidatos, con buenas chances de asumir. Pica en punta el titular de la UCR local Mario Fiad. A la actual senadora Silvia Giacoppo se le termina el mandato. Si ella no es la elegida, su lugar en la boleta quedará para la diputada Graciela Burgos. Los candidatos del PRO solo se colarán en la lista de diputados. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre El presidente Macri y el gobernador Morales inauguran el ciclo lectivo. El radical definirá la estrategia electoral en su provincia. A Morales no lo conmueve ser uno de los mandatarios provinciales que más fondos recibió de la Casa Rosada. La división del peronismo colabora. Como el titular del PJ local era el massista Carlos Haquim, el partido fue intervenido por la conducción nacional a través del ex gobernador mendocino Celso Jaque. El ex gobernador Eduardo Fellner buscaría, en tanto, que su hermana Liliana renueve su banca. 

FORMOSA 

 Podría habría interna radical. Luis Naidenoff necesita renovar su banca. Su némesis y correligionario, el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, también podría postularse. Ambos quieren gobernar la provincia en 2019. Gildo Insfrán esta vez no podrá hacer pesar su nombre en la boleta. LA RIOJA En la Casa Rosada pretenden que los ministros con aspiraciones en sus provincias jueguen. Sin embargo, el ministro de Defensa, el riojano Julio Martínez, no está muy convencido de ser candidato en su provincia, que visita todas las semanas y donde el gobernador Sergio Casas -¿por instrucción de su antecesor Luis Beder Herrera?- ordenó adelantar las elecciones provinciales para el 4 de junio. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre El ministro de Defensa, el radical Julio Martínez. En el Gobierno lo quieren como candidato en La Rioja. Casas pretende no entorpecer el triunfo de su armado y asegurar la unificación de un PJ con signos de fractura. En el Ministerio del Interior interpretan que la estrategia de Beder es que el candidato a senador sea Carlos Menem o Teresita Luna. “Si pierde, no pierde Beder, pierde Menem”, calculan. En cuanto a Cambiemos, decidirá Martínez. pero en el Gobierno creen que el ministro radical debe jugar y ganar, tras una derrota ajustada en 2015. El -aseguran- podría garantizar un triunfo. 

 SAN LUIS 

 A esta provincia, donde el Presidente viajó semanas atrás, ensayan un experimento audaz, que no disimulan. Quieren que el ex gobernador y delfín de los Rodríguez Saá, Guillermo Poggi, encabece la lista. El radicalismo está dividido. El titular de la UCR local José Ricardo avala la estrategia, pero Walter Ceballos -viceministro de Defensa y alfil de Ernesto Sanz- rechaza la iniciativa. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre El ex gobernador de San Luis Claudio Poggi, en 2014. ¿Aliado del Gobierno nacional? El macrismo cree que el tiempo político de los Rodríguez Saá se acabó y que podría quedarse con los dos senadores por la mayoría. Por eso piensan disputar el segundo lugar de la lista. Corre con ventaja Gabriela González Riollo, joven asesora de Gabriela Michetti y ex funcionaria del Ministerio de Gobierno porteño. Puntana, tiene el ADN del PRO incorporado. Y es joven y mujer, un detalle que serviría para acabar con las aspiraciones del fundador del PRO local Luis Abdala. El tercero en discordia es el intendente Enrique Ponce, un ex kirchnerista que -según el oficialismo- no está dispuesto a jugar y regalarle un triunfo a los hermanos Saá. La imagen de Macri allí pesa. Después de Córdoba, en el balotaje fue la provincia donde más distancia le sacó a Daniel Scioli. Curiosamente hoy “el Alberto” se muestra más cerca de Cristina. 

 MISIONES Y SAN JUAN 

 En estos distritos, la estrategia es similar a la que Clarín relató días atrás: presentar candidatos propios y apostar a que los oficialismos provinciales -aliados- impongan candidatos potables que puedan acompañar circunstancialmente las iniciativas de Cambiemos. En la provincia cuyana, el ex massista Roberto Basualdo buscará renovar su banca, ahora dentro de Cambiemos. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre Roberto Basualdo, ex massista, durante una sesión en el Senado en 2016. Quiere renovar. El macrista Eduardo Cáceres, que sueña con ser gobernador, será la cabeza de diputados. Nadie se ilusiona con ganar, aunque miran de reojo para ver si el gobernador Sergio Uñac, que podría presentar a su hermano, se atreve a enfrentar a su antecesor José Luis Gioja. Algo similar ocurre en Misiones, donde la sombra de Carlos Rovira sobrevuela el gobierno de Hugo Passalacqua, cercano al Gobierno. Humberto Schiavoni, presidente del PRO y de Yaciretá, buscaría quedarse con la banca de la minoría. El radical Luis Pastori corre de atrás. 

 SANTA CRUZ 

 Aquí, el radical Eduardo Costa decidirá quién lo acompaña en la boleta para enfrentar al kirchnerismo. El PRO sólo pondrá algún nombre en la lista de Diputados. En Cambiemos no descartan que -si Cristina compite en Buenos Aires- puedan quedarse con las dos bancas por la mayoría para la Cámara alta. Senado: el Gobierno juega pocas bancas y confía en sumar en octubre Eduardo Costa, diputado nacional de Cambiemos por Santa Cruz. Encabezaría para el Senado. Quiere ser gobernador. Macri intentará traccionar con su presencia y con inauguraciones en las provincias en cuestión. Por ahora sigue sin fecha la visita del Jefe de Estado a Santa Cruz, la única provincia que no recorrió ni como candidato ni como Presidente.

Buscar este blog