miércoles, 15 de marzo de 2017

EL SEGUNDO GREMIO DOCENTE MÁS GRANDE DE PROVINCIA NO PARA Y SE DESPEGA DE BARADEL.

 Menos gente en la mesa. La reunión convocada ayer, en el marco de la conciliación
obligatoria, no contó con la presencia de Suteba ni FEB y pasó a un
cuarto intermedio. M. NIEVAS

      Por Fabián Debesa/Clarín.- Hoy comienza un nuevo paro de 48 horas en todo el país. En Provincia, la FEB no adhirió y sus docentes darán clases. Es por el desgaste de la medida y los descuentos salariales. El reclamo de los docentes se mantiene y el plan de lucha vuelve a tomar dimensión nacional con el paro de 48 horas convocado por Ctera. Pero por primera vez desde que empezó el conflicto en la Provincia los caminos elegidos para expresar la protesta se bifurcan: uno de los principales gremios del magisterio estatal, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), no hará paro hoy y mañana. La misma postura asumieron los profesores de escuelas técnicas de AMET y los privados que se agrupan en Sadop.
Entonces, la huelga se sostendrá en estos dos días por el Suteba, que conduce el dirigente vinculado al kirchnerismo, Roberto Baradel y Udocba, que fue referente de los gremios docentes mientras la CGT fue conducida por Hugo Moyano y ahora está distanciada de la conducción tripartita de la central obrera. Además, otra variable abre una brecha entre los gremios. Ayer pasó a un cuarto intermedio la reunión de conciliación obligatoria, convocada por el Ministerio de Trabajo. Estuvieron Amet, Soeme y UPCN. Pero, mañana cuando se reanude, podrían ingresar Sadop y FEB que ayer se “autonotificó” de un fallo de la Cámara Federal en lo contencioso administrativo, que autoriza al Ejecutivo a utilizar ese instrumento en la negociación. Suteba insiste en que es una “aberración legal” y que seguirá sin asistir. “Se interpuso un recurso para recusar a los camaristas y hasta que se resuelva, sigue vigente el dictamen anterior”, insisten sus dirigentes. Existen variados argumentos para explicar esta decisión adoptada por las cúpulas gremiales. Una de ellas responde al “desgaste” que provocó la paralización de actividades que acumula seis días y –para algunos- debe sumar otros dos más. Aunque difícil de mensurar –en un universo de 18 mil establecimientos repartidos en los 135 distritos boanerenses- aparecen indicios de una caída en el nivel de adhesión a las acciones directas. En muchas escuelas, los padres se enteran si sus hijos tienen clases a través de un cartel que indica qué docente se adhiere y cuál no. 


 En Mar del Plata y los distritos del centro y este –como el Partido de la Costa, General Alvarado, Necochea y Tandil- “el acatamiento está entre un 60% y un 65%”, explicó a Clarín el secretario general de la delegación marplatense de SUTEBA, Gustavo Santos Ibáñez. Contó que en las secundarias el ausentismo es mayor, “en el orden del 80% al 85%”. Santos Ibáñez espera que los porcentajes se eleven hoy. En Bahía Blanca, los índices de ausentismo descendieron cerca de 30 puntos, desde el comienzo de la protesta, la semana anterior. Ayer, en la Jefatura Distrital de Inspección, midieron que el acatamiento se ubicó –en promedio- cerca del 48%, muy similar al del lunes, cuando se inició el ciclo lectivo de la enseñanza media. Un panorama parecido se presentó en La Plata y en distritos del conurbano. Anoche, en la Gobernación evaluaban que la protesta “ya está debajo del 40%” en el nivel de apego. En este punto, resulta clave la decisión oficial de aplicar descuentos de sueldos por los días no trabajados. Un maestro de grado –que percibe 9800 pesos mensuales- podría tener hasta 3200 pesos de quita, que se aplicarían en dos veces. Un educador con remuneración más alta perdería hasta 900 pesos por cada día de paro. La otra arista es política. Suteba, enrolado en Ctera, concretará el paro de 48 horas que comienza hoy y participará de la “marcha federal” de la semana que viene. 

Baradel, asediado por sectores radicalizados de izquierda dentro de su gremio, mantiene su postura firme contra el gobierno de Vidal y Macri. “Que nos llamen a dialogar sobre los sueldos y no a impedir que nos manifestemos con una conciliación obligatoria ilegal”, dijo ayer el dirigente. “Los sectores que integran el frente de unidad docente entienden que deben revisar la dirección del conflicto. No pueden sostener el paro indefinidamente. Porque este esquema solo favorece a los intereses sectoriales de Baradel”, analizan en el gobierno provincial. La FEB explicó que “la decisión de continuar el plan de lucha con actividades en los distritos y asambleas en las escuelas fue una decisión de los delegados en el último Congreso”. Allí también se evaluó “estudiar los aspectos jurídicos” del fallo que avaló la conciliación. Con un perfil más “gremial” y sin alineamiento en las centrales nacionales, la Federación “Sarmiento” se ajustaría a las disposiciones judiciales. Mañana habrá una marcha en La Plata donde coincidierán todos los gremios docentes del distrito. Los planteos por aumento salarial no encuentran cauce en Buenos Aires, después de cinco encuentros de la paritaria. A esa queja se suma el pedido por una paritaria nacional, que el Ejecutivo rechazó y no piensa desistir en esa posición. Un circuito cerrado, en el que dejan adentro –principalmente- a los alumnos de escuelas estatales que ya perdieron seis días de actividad frente al pizarrón.