domingo, 15 de enero de 2017

UN CRUCE DE 56.521 LLAMADAS Y UN PERITAJE, LAS PRUEBAS CLAVE.

Foto: Archivo / LA NACION / Fabián Marelli

     Por Hernán Cappiello/La Nación.- El juez y el fiscal confían en que el análisis de las comunicaciones y una junta de expertos forenses y en criminalística servirán para explicar cómo murió Nisman Las expectativas de esclarecer la muerte del fiscal Alberto Nisman están puestas hoy en la Justicia en dos peritajes clave que pretenden determinar si fue un homicidio o un suicidio y aportar evidencias sobre el posible autor del posible crimen o de quienes realizaron maniobras de encubrimiento. Las esperanzas del juez federal Julián Ercolini y del fiscal Eduardo Taiano, en quien está delegada la causa, se centran en dos estudios para los que fue habilitada la feria judicial de verano. Un trabajo, que se está realizando desde hace un año, es de análisis de las comunicaciones telefónicas entre todos los personajes del caso, y el otro es un peritaje interdisciplinario que promete tener en cuatro meses la reconstrucción de la muerte de Nisman y una hipótesis sobre qué pasó. El primer estudio apunta a rastrear la hipótesis política que empuja la querella a cargo de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, patrocinada por el abogado Pablo Lanusse. A instancias suyas y de las hijas de Nisman, Iara y Kala, se cruzarán 56.521 llamadas realizadas entre diciembre de 2014 y febrero de 2015. Se incluyen los teléfonos que usaban Cristina Kirchner, el ex jefe del Ejército César Miani, sospechoso de manjear una central de inteligencia paralela, los espías Jaime Stiuso y sus allegados, y de los que estaban enfrentados con su sector.
También incluyen los números de Nisman y de los personajes que el fiscal denunció como partícipes de un complot para encubrir a Irán enla causa AMIA. Éstos son Luis D'Elía, Fernando Esteche, Andrés Larroque y Héctor Timerman, entre otros. También se analizan llamadas de Aníbal Fernández, Sergio Berni, Oscar Parrilli, Juan Martín Mena y José Ottavis, entre otros. Son 45.993 usuarios. A estos números se agregaron el 22 de diciembre los de la ex ministra de Seguridad Cecilia Rodríguez, de Darío Ruiz, también de Seguridad; el del ex jefe de la Policía Federal Ramón Di Santo, de ex jefes policiales, de la empresa de seguridad de Le Parc, Ceferino Serra y Juan Pablo Toro, de Viviana Fein y del juez Manuel de Campos, de turno esa noche. Tras ampliar los cruces de llamadas, Taiano recibió el 27 de diciembre pasado en su celular mensajes donde amenazaban con matarlo. La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Gendamería Nacional hacen los cruces de llamadas. El trabajo comenzó en enero de 2016 y consiste en extraer números del expediente, armar bases de datos, pedir las titularidades a las empresas telefónicas, cargar los datos y trabajarlos con el sistema i2 Analyst's Notebook IBM. Con estos datos se están realizando gráficos de cruces de llamadas de acuerdo con la importancia de los personajes y la concentración de comunicaciones. Son indicios, que hay que leer en conjunto con otros hechos. No van a revelar los contenidos de las llamadas, sólo su existencia y la ubicación aproximada de los interlocutores a partir de las antenas de celulares que tomaron esas comunicaciones. De aquí pueden surgir datos de autoría o que ayuden a la causa del encubrimiento y de la zona liberada. 


 Junta interdisciplinaria 

 Paralelamente se realiza otro estudio que busca llevar luz sobre la mecánica de la muerte y saber si fue o no un crimen. Se trata de la convocatoria de una junta interdisciplinaria de expertos en medicina legal, balística, acústica, video, planimetría, rastros y en el uso de microscopios electrónicos ycromatógrafos para analizar la escena. Son expertos oficiales. Este equipo se comprometió a tener en cuatro meses desde que empiecen a trabajar la reconstrucción del hecho y una hipótesis sobre qué pasó con Nisman. El fiscal Taiano explicó que se hicieron dos juntas de expertos; una médica y otra criminalística, pero ninguna pudo aproximarse a las causas de la muerte de Nisman. Esta prueba fue pedida con insistencia por la querella de Sandra Arroyo Salgado y finalmente fue dispuesta por el juez Ercolini y Taiano. Esta tarea estará coordinada por el comandante mayor Orlando Livio Caballero, director de Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional. Participarán seis expertos en medicina legal de la Gendarmería, tres en balística, otros tres especialistas en el uso del cromatógrafo y microscopio de barrido, otros dos expertos en acústica forense, otros dos especialistas en planimetría y animación 3D y uno en diseño gráfico y dos especialistas en huellas, entre otros. En total son 24 peritos oficiales. Ellos entrevistarán a los expertos de las querellas y de Lagomarsino. La defensa de Lagomarsino se queja porque ellos reclamaron que sus peritos forenses y criminólogos y los de la querella se pongan de acuerdo entre ellos. La idea es hacer una lectura completa de la escena, conjugando los resultados de la autopsia con los estudios criminalíticos, la interpretación de las manchas de sangre y de los rastros. Hasta ahora no hay una mirada unánime sobre qué signifcan estos datos: primero, la fiscal Viviana Fein dijo que los peritos oficiales le habian transmitido que descartaban el homicidio, aunque después la desmintieron; para los peritos de la querella no hay duda de que se trató de un homicidio. 

Un estudio de manchas de sangre oficial habla de que Nisman se pegó un tiro en la cabeza mirando al espejo del baño, pero el trabajo criminalístico de la querella asegura que lo neutralizaron con una cachiporra, le pegaron en la parte anterior de la pierna, de modo que cayó de rodillas, y en esa posición le pegaron en el baño un tiro en la cabeza. Siempre hay dos mirada sobre el mismo dato y ahora se busca unificarlas. Los expertos de la Gendarmería informaron a Taiano que en dos meses tendrán completa la lectura de la causa judicial, que al 31 de diciembre tiene 78 cuerpos. Son más de 14.000 hojas, sin considerar los anexos. El mes siguiente está previsto interrogar a los peritos para que amplíen sus conclusiones. Dos semanas más tarde los gendarmes estiman que se podrán "formular las hipótesis de ocurrencia del suceso", según supo LA NACION. El trabajo incluye la reconstrucción del hecho. Los expertos prevén reproducir a escala real el suceso. Todo este proceso se estima que finalizará a fines de abril, cuando se tendrán las conclusiones de la junta interdisciplinaria. Además, el juez y el fiscal tomaron declaración este año a parte de los 500 vecinos de Le Parc -ya que por el estacionamieto las tres torres están interconectadas- y a los empleados de la Unidad Fiscal AMIA a cargo de Nisman. Se ordenó también la declarción por videoconferencia de Damian Pachter, el periodista que dio la primicia de la muerte y se fue a Israel por temor.

Entradas populares

VISITANTES TOTALES