miércoles, 18 de enero de 2017

MACRI PIENSA CAMBIAR POR DECRETO LAS LEYES DE MIGRACIONES, DE FERIADOS Y DE ART.

Macri preside el martes la primera reunión de Gabinete del año. Foto: Presidencia

     Por Guido Braslavsky/Clarín.- Lo comentó ante el Gabinete. Quiere endurecer el control del ingreso de extranjeros, menos feriados y una baja en el costo laboral. Apunta a retomar la inciativa en temas sensibles. El Gobierno arranca 2017 a todo decretazo. El presidente Mauricio Macri firmará en las próximas horas dos DNU: la reforma a la ley de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART); y el calendario de feriados; y un tercer decreto reglamentario vinculado con la cuestión migratoria, tema que escaló en el debate de los últimos días. La inminencia de estos decretos fue informada a los ministros que participaron ayer de la reunión de Gabinete encabezada por el Presidente, contaron a Clarín fuentes de la Casa Rosada. Aunque no trascendieron detalles sobre el contenido, el decreto migratorio estaría ligado a acortar los plazos para la expulsión del país de los extranjeros que hayan delinquido. Serían modificaciones al decreto reglamentario de la ley de Migraciones vigente, que fue sancionada a finales de 2003. El Gobierno trabaja en este tema hace tiempo y el Presidente dio una pista ayer en la Casa Rosada, en su primera conferencia de prensa del año: “Hay que actuar preventivamente, y poder decir: 'Señor, me informan que usted cometió una serie de delitos en su país, acá no es bienvenido'”, expresó.
Además, demandó que “si alguno que vino, acá lo condenamos, y en mitad de la condena lo queremos enviar a que termine la condena en su país, no podemos tardar ocho años, es una locura. Tenemos que poder hacerlo en semanas”. Sin afectar el espíritu de la ley de Migraciones, el decreto apuntaría a agilizar estos plazos, como planteó el Presidente. El Gobierno se aleja así de la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias del Congreso en febrero. La reforma del régimen de ART, para bajar la litigiosidad laboral, y la ley de feriados, quedaron pendientes del año pasado. La primera llegó a tener media sanción del Senado en diciembre, y la segunda ni siquiera llegó a tratarse, en un fin de año parlamentario muy agitado por el debate y la sanción de la reforma al Impuesto a las Ganancias. La decisión del Gobierno es apurar los tiempos sin esperar al tratamiento en Diputados. Es un signo también de lo que la oposición reprocha a viva voz, y el oficialismo admite en susurros: en franca minoría en ambas Cámaras, en este año electoral los acuerdos parlamentarios serán mucho más difíciles y la tendencia del Ejecutivo será sacar adelante los temas por DNU. De hecho, fuentes oficiales dijeron a Clarín que en la reunión de Gabinete se planteó “ser cuidadosos” con los decretos para no irritar a la oposición. La jefa del bloque massista Graciela Camaño dijo el lunes en una entrevista con este diario que el Gobierno iba a gobernar por DNU hasta que “nos pongamos todos locos y hagamos una sesión especial para bajarlos”.

ARCHIVO DEL BLOG

VISITANTES TOTALES

BUSCADOR GOOGLE

WIKIPEDIA

Resultados de la búsqueda