domingo, 29 de enero de 2017

ELECCIONES 2017: LOS "PESO PESADO" QUE PODRÍAN DEJAR EL CONGRESO.


      Por Matías Ortega/Ámbito.- Este año el Congreso renovará 127 bancas en Diputados y 24 en el Senado. Entre los legisladores que vencen su mandato en diciembre hay varios nombres de peso tanto en el oficialismo como en la oposición. A siete meses de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) los partidos ya empiezan a tratar de tejer acuerdos en el armado de listas, por ahora sin definición sobre las candidaturas.
La semana pasada, Ámbito Financiero dio cuenta de que en el oficialismo de Cambiemos existe, al menos por el momento, una división entre los distritos en que se impondrá una lista única de candidatos y las provincias donde el PRO, la UCR y la Coalición Cívica disputarán una interna para definir a los postulantes. La puja tiene su génesis en la cantidad que hoy ostenta cada espacio dentro de la alianza gobernante.

• Diputados 

 En la tropa legislativa del oficialismo, el grupo más numeroso es el del radicalismo. Por caso, en Diputados, donde Cambiemos pone en juego la permanencia de 42 miembros (sumando a los tres partidos más otros aliados), el centenario partido arriesga 20 de sus 36 bancas. Entre ellos están hombres de trayectoria como Ricardo Alfonsín y el extitular del partido, Mario Barletta. El hijo del expresidente planteó las posibles estrategias: "Existen tres posibilidades. Una, que se resuelva por acuerdos. Otra, que haya internas en las que cada partido lleve candidatos propios. Y la tercera, que haya internas en las que compitan listas que reúnan o combinen candidatos de las distintas fuerzas de Cambiemos". Desde su entorno comentaron a ámbito.com que no tiene aún decisión sobre su postulación. Elisa Carrió, líder de la CC y una de las fundadoras de Cambiemos junto al radical mendocino Ernesto Sanz y el propio presidente Mauricio Macri, es otra de las rutilantes figuras del oficialismo cuyo mandato tiene fecha de vencimiento en diciembre. Su futuro aún es incierto. No tiene definido si jugará en la Ciudad, como pretenden en el PRO para neutralizar una eventual candidatura del hoy embajador en EEUU, Martín Lousteau, o si lo hará en la provincia de Buenos Aires, donde el armado oficial tiene buenas chances de cosechar un resultado favorable en engrose sus filas en la Cámara baja. 

En esas tierras se reparten 35 sillas, y actualmente Cambiemos solo tiene cuatro. En cuanto al PRO, tiene a una de sus principales espadas legislativas, Luciano Laspina, en la lista de los que podrían despedirse. El santafesino es presidente de la estratégica comisión de Presupuesto y Hacienda. Otro hombre en igual situación, aunque con menos peso en la Cámara, es el exárbitro Héctor Baldassi, uno de los tantos nombres "famosos" que el macrismo fue sumando en sus campañas en los últimos años. Pasando a la vereda opositora, Sergio Massa, jefe del Frente Renovador, concluye su mandato al que accedió en 2013 cuando encabezó la lista que derrotó al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires. Junto a él están también uno de los líderes de la CGT, Héctor Daer; el expresidente de la UIA José Ignacio de Mendiguren; y el exgobernador Felipe Solá. El exintendente de Tigre tendrá que definir su estrategia, la cual estará visceralmente ligada a sus planes para las presidenciales de 2019. El resto del espacio es una incógnita. En el Frente para la Victoria hay nombres históricos dentro del kirchnerismo que concluirán mandato. El jefe de bloque Héctor Recalde, su antecesora Juliana Di Tullio, Diana Conti, Teresa García, Carlos Kunkel, y el camporista Juan Cabandié, son algunos de ellos. Más allá de los nombres, el espacio que hoy es oposición tras 12 años en el poder se encuentra aún en etapa de rearmado. Algunas usinas fogonean la posibilidad de que Cristina de Kirchner sea candidata, algo que ella nunca deslizó.

 Mientras tanto, nadie se perfila todavía como punta de lanza en la arremetida por recuperar el terreno perdido. El Frente Amplio Progresista tiene para revalidar las bancas de Margarita Stolbizer y del exgobernador de Santa Fe, Hermes Binner. En el caso de la líder del GEN se descuenta que será candidata. En los últimos meses mostró acercamientos con FR y compartió varios encuentros con Massa. Pero días atrás aseguró que en caso de postularse lo hará dentro del FAP. "Si soy candidata es por el GEN y el Frente Progresistas, que discutirá en abril su política de alianzas. Pero no sé todavía si voy a ser o no. Nosotros tomamos decisiones discutidas. El tema es complejo así que vamos a dar toda una discusión en todos nuestros distritos para garantizar que sea el resultado de nuestro debate partidario", señaló en una entrevista radial. Alcira Argumedo, única sobreviviente de Proyecto Sur en Diputados, y el justicialista Oscar Romero, jefe del bloque que se escindió del kirchnerismo y del que participa el extitular de ANSES Diego Bossio, son otros casos que pueden quedarse fuera del Congreso si no renuevan. 

 • Senado 

 En tanto, en la Cámara alta el FPV tiene a un exjefe de Gabinete durante el segundo mandato de Cristina de Kichner, Juan Manuel Abal Medina, en sus últimos meses de mandato. Justamente, accedió a la banca para completar la que dejó Aníbal Fernández, su último sucesor como ministro coordinador que la dejó cuando reemplazó a Jorge Capitanich. Cambiemos cuenta en el Senado con apenas cuatro legisladores que terminan mandato, entre los que están el radical formoseño Luis Petcoff Naidenoff. Dentro de los peronistas de la Cámara también se les vence el período al expresidente Carlos Menem, que en 2016 fue varias veces funcional al oficialismo a la hora de votar o prestar quórum, y los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso. Por último, en el Frente Amplio Progresista, Jaime Linares, presidente del GEN que tiene a Stolbizer como principal figura, también concluye su mandato.

Buscar este blog