viernes, 27 de enero de 2017

CON EL MODELO "VACA MUERTA" SOBRE LA MESA, EL MINISTRO CABRERA EMPEZÓ EL DIÁLOGO CON LAS AUTOMOTRICES.


      Por iProfesional.- El gobierno apuesta a replicar el acuerdo laboral alcanzado en Vaca Muerta y convocó a diversos sectores que sostienen la economía nacional. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, y sus equipos mantuvieron este jueves las primeras reuniones con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) y la Asociación Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC). El ministro Cabrera afirmó: "El gobierno está comprometido con la industria automotriz para su crecimiento. En Davos vimos el impacto positivo que generan estas políticas y el mundo está viendo la seriedad con la que estamos llevando adelante el proceso de normalización de nuestra economía para impulsar su crecimiento después de cinco años de estancamiento".
"Hoy le informamos al Presidente Macri en nuestra reunión de coordinación que estamos avanzando con esta industria madre de la Argentina, que él conoce profundamente, y seguirá de cerca el proceso”, finalizó el ministro Cabrera. El antecedente inmediato es el acuerdo que se firmó en torno a la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. Allí se flexibilizaron las formas de trabajo y se eliminaron las horas extras, por lo que los operarios dejarán de cobrar las “horas taxi”, tal como se conoce a las horas que insume el traslado del empleado al yacimiento y por dormir en el lugar; se disminuyó el número de operarios por pozo y se aceptó trabajar con viento en altura, con un límite de 60 kilómetros por hora. A su vez, el secretario Etchegoyen aseguró que "el gobierno nacional será el primero en asumir los compromisos que hacen a las políticas de Estado relacionadas con la industria y continuará dialogando con las provincias que tienen participación de empresas de este sector, para que puedan sumar sus compromisos para llevar adelante el fortalecimiento del empleo en esta industria a nivel federal". 


 "Queremos hacer un acuerdo global, en el que estén claramente tranquilos los inversores, los trabajadores y los consumidores sobre hacia dónde va la industria", había adelantado Cabrera desde Davos esta semana y pidió a las empresas metalmecánicas "que inviertan y que bajen sus precios, y para eso tienen que ajustar sus costos". Desde ADEFA afirmaron que "hay que poner sobre la mesa temas logísticos, tributarios y de infraestructura que generan problemas de competitividad". Por su parte, el presidente de Adimra, Gerardo Venútolo, reafirmó la importancia de mantener el incentivo del reintegro del 14% para los fabricantes de bienes de capital, que fue prorrogado hasta junio, y la necesidad de subir los reintegros a la exportación. "Solicitamos al Gobierno mejorar el perfil exportador de empresas metalúrgicas con el aumento de los reintegros. Son pequeños avances en un ambiente difícil que es la exportación. Esperamos que el Gobierno resuelva algunos nudos que tiene la competitividad de la industria", afirmó. A su vez, Venútolo apoyó la Ley Autopartista, pero recalcó que el Gobierno debe asegurar el cumplimiento por parte de las terminales, ya que son las que deben adherirse al programa. Estos encuentros sectoriales de cara a la firma de acuerdos que mejoren la competitividad forman parte de la segunda etapa de un plan oficial que comenzó con la presentación del Plan Productivo, con sus ocho pilares. 

 Tensión social 

 En ese contexto, no fueron ingenuas las declaraciones de Héctor Daer, integrante del triunvirato que lidera la CGT, quien declaró públicamente que “hay un aumento de la tensión social” y dejó abierta la posibilidad de un conflicto. En el gobierno no soslayan que la CGT no ve con buenos ojos que se replique el acuerdo de Vaca Muerta de forma generalizada. Para Cabrera, ese tipo de convenios permitirán "que los productos argentinos sean más competitivos y que ganen el mundo" para generar "empleos de calidad y formales". Al respecto dijo que hoy, en el sector privado en la Argentina, hay seis millones de empleos formales sobre 20 millones totales. “Siento que hoy los trabajadores son a los que más tenemos que felicitar”, afirmó Macri tras difundir el acuerdo. El mismo que pretende replicar en diversos sectores de la economía.

PÁGINAS VISTAS, HISTORIAL COMPLETO

Buscar este blog